"Si más no hemos hecho en el sostén sagrado de nuestra Independencia, de nuestra integridad y de nuestro honor, es porque más no hemos podido" - JUAN MANUEL DE ROSAS

domingo, 22 de marzo de 2009

Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas, su Mística y Simbolismo (1ra Parte): El Himno a Los Restauradores

Siempre, a lo largo de la historia, los movimientos políticos han dejado una huella imborrable en la cultura del país en que éstos se desarrollan, ya sea por los avanzes intelectuales que traen aparejados, la mística que importan, o el simbolismo que autogeneran.
La época de Rosas no escapa a esta realidad... todo argentino bien nacido, rosista o no, sabe que el Restaurador tuvo, durante su vida y en la inmortalidad de Dios, su propia mística y simbolismo...
En estas entregas, que espero sean periódicas, habré de traerles algo de aquella "cultura rosista" que a mi tanto me sorprende y me fascina...
La primera demostración es un clásico de clásicos... en esta pieza de literatura y poesía que fue el "Himno a Los Restauradores" se denota claramente como Rosas podía inspirar amores y odios, ya que, como se sabe, el autor no es otro que José Rivera Indarte... Si, si, si... este mediocre periodista, que en 1835 compuso la siguiente obra, será el mismo que unos años después escribirá sus tan afamadas "Tablas de Sangre", uno de los pasquines más virulentos y odiosos de la Historia Argentina...
En "Tablas de Sangre", Rivera Indarte no demuestra nada, más allá de su propia torpeza en la alegación de los hechos que arguye y el odio fanático a la Ilustre Figura de Don Juan Manuel.
En cambio, en el "Himno a Los Restauradores" la cosa es diferente... ¿Por qué? Simplemente porque en un Himno como éste solo sale a relucir el sentir popular, ese sentimiento de amor y admiración que despertaba Juan Manuel de Rosas y su obra... Si se está con el pueblo, se habla con la verdad...
Veamos la primera pieza que les traigo del folklore federal y la Mística rosista...


Himno a Los Restauradores

autor: José Rivera Indarte - año: 1835


Coro
Alza ¡oh, Patria!, tu frente abatida,
De esperanza la aurora lució;
Tu adalid valeroso ha jurado
Restaurarte a tu antiguo esplendor.

¡Oh, gran Rosas! tu pueblo quisiera
Mil laureles poner a tus pies;
Mas el gozo no puede avenirse
Con el luto y tristeza que ves.
¡Aguilar y Latorre no existen!
Villafañe, el invicto, murió;
Y a tu vida tal vez amenaza
De un malvado el cuchillo feroz.

Coro
Alza ¡oh, Patria!, tu frente abatida,
De esperanza la aurora lució;
Tu adalid valeroso ha jurado
Restaurarte a tu antiguo esplendor.

De discordia la llama espantosa
Al país amenaza abrasar,
Y al audaz demagogo se mira
La orgullosa cerviz levantar.
¿No los véis, como ledos conspiran?
¿Cual aguzan su oculto puñal?
¿Cual meditan la ruina y escarnio
Del intrépido y buen federal?

Coro
Alza ¡oh, Patria!, tu frente abatida,
De esperanza la aurora lució;
Tu adalid valeroso ha jurado
Restaurarte a tu antiguo esplendor.

Esa hora de infames ¿qué quiere?
Sangre y luto pretende: ¡qué horror!
Empañar nuestras nobles hazañas
Y cubrirnos de eterno baldón.
¡Ah, coberdes!, temblad, es en vano
Agotéis vuestra saña y rencor,
Que el gran Rosas preside a su pueblo,
Y el destino obedece a su voz.

Coro
Alza ¡oh, Patria!, tu frente abatida,
De esperanza la aurora lució;
Tu adalid valeroso ha jurado
Restaurarte a tu antiguo esplendor.

¡Asesinos de Ortiz y Quiroga!
De los hombres vergüenza y borrón,
A la tumba bajad presurosos
De los libres temed el furor.
Esos mismos que en Márquez vencieron,
En San Luis, Tucumán y Chacón,
Con la sangre traidora han jurado
De venganza incribir el padrón.

Coro
Alza ¡oh, Patria!, tu frente abatida,
De esperanza la aurora lució;
Tu adalid valeroso ha jurado
Restaurarte a tu antiguo esplendor.

Del poder la Gran Suma revistes,
A la patria tú debes salvar;
¡Que a tu vida respire el honrrado
Y al perverso se mire temblar!
La ignorancia persigue inflexible,
Al talento procura animar
¡Y ojalá que tu nombre en la historia
Una página ocupe inmortal!


Fuente: "La Epoca de Rosas", Antología, CENTRO EDITOR DE AMERICA LATINA, pág. 47/48, 1967

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Existe en algún lado el audio de esta canción o solo se tiene conocimiento de la letra.

Un abrazo.
Joaquín

El Sr. Restaurador dijo...

Estimado Joaquín:

Solo se conservó la letra de este tema, puesto que el mismo era entonado en actos políticos durante el segundo gobierno del Restaurador. Nadie se ha atrevido (a la fecha) a reproducir musicalmente este tipo de canciones... pero aún se está a tiempo, creo yo...

Un abrazo rosista.-

Juan Martín Grillo
Fundador y Director de
"El Restaurador de las Leyes"

Anónimo dijo...

Juan Martín, gracias por su pronta respuesta.

No soy músico, si lo fuera estaría pidiendo la partitura de esta canción y contratando a algún cantante rosista (para que lo cante como se debe) para que se vuelva a escuchar en este nuevo siglo.

Saludos
Joaquín

Anónimo dijo...

El Gran Juan Manuel de Rosas... Hombre de plaabra y de ley!!!! como me encanto estudiar historia argentina en la Universidad de Lomas de Zamora...
yanina

El ratón de biblioteca dijo...

Manuel Galvez "vida de Don Juan Manuel de Rosas"
Dentro de mi afan de juntar libros sobre historia argentina, cuento con 3 colecciones, cada una consta de 3 libros.
No tengo mas espacio en mi biblioteca así que tengo que desprenderme....aunque no me guste la idea.
Mi ideal sería que lo reciba alguna persona realmente interesada en esto, que lo valore,que le sirva como a mí me sirvió; no es el precio de venta lo que me preocupa.
Les dejo mi mail:

bibliotecario@hotmail.com.ar

Cuidense, cultivense, y mantengan los valores patrios (hasta las ultimas consecuencias")